sociedad Hace 1 semana

Premios RSF subrayan la "necesidad urgente" de proteger a los periodistas

AFP

Londres (AFP) -

La oenegé Reporteros Sin Fronteras (RSF) premió este jueves a una periodista india, una filipina y un maltés por la independencia, el impacto y el valor de su trabajo, subrayando la "necesidad urgente" de proteger a los periodistas ante las amenazas crecientes.

Un total de 63 periodistas profesionales, 11 periodistas ciudadanos y cuatro asistentes de medios fueron asesinados desde principios de este año, incluido el colaborador saudí del Washington Post Jamal Khashoggi, asesinado en el consulado de su país en Estambul.

En todo el año 2017, los periodistas asesinados fueron 55.

Creada en 1985 para defender y promover la libertad de prensa, esta oenegé con sede en París ha entregado desde 1992 estos premios anualmente en una ceremonia que este año se celebró por primera vez en Londres.

El Premio al Valor fue atribuido a la reportera freelance india Swati Chaturvedi, que fue víctima de una vasta campaña de acoso en internet. Respondió "investigando sobre una célula en el partido nacionalista hindú Bharatiya Janata, del primer ministro Narendra Modi, conocido por su ejército de troles", explicó RSF.

La veterana periodista filipina Inday Espina-Varona fue galardonada con el Premio a la Independencia por años de trabajo sobre cuestiones como la prostitución infantil o la situación de los homosexuales. 

Desde junio dirige una campaña en redes sociales sobre los derechos de las mujeres "en respuesta a los numerosos comentarios misóginos y ataques contra las mujeres de (el presidente Rodrigo) Duterte".

El Premio al Impacto recayó en el maltés Matthew Caruana Galizia. Este joven periodista de investigación maltés es hijo de la periodista y bloguera Daphne Caruana Galizia, asesinada en octubre de 2017 con un coche bomba, que había sacado a la luz algunos de los aspectos más oscuros de la política maltesa.

"Todos los candidatos a los Premios de la Libertad de Prensa lucharon con valor contra fuerzas que habrían preferido que el periodismo no existieran, desde hostigadores en internet hasta el crimen organizado y gobiernos autoritarios", afirmó el secretario general de RSF, Christophe Deloire.

Afganistán y México son los dos países del mundo más peligrosos para los periodistas, con 14 y 7 muertos respectivamente este año. RSF solo contabiliza los casos en que pudo confirmar que los periodistas fueron asesinados debido a su trabajo.

"El alarmante número de muertes es un recordatorio de la necesidad urgente de proporcionar más protección a los periodistas", afirmó Deloire.

Un 90% de los crímenes violentos contra los periodistas no son castigados, afirma RSF.

AdChoices