sociedad Hace 1 semana

Justicia sudafricana falla que activista antiapartheid fue asesinado por policía

AFP

Pretoria (AFP) -

Un activista antiapartheid sudafricano murió en 1971 arrojado por la policía desde un décimo pìso de una estación policial donde fue torturado, dictaminó este jueves una investigación que refutó la versión original de un supuesto suicidio.

El 27 de octubre de 1971, Ahmed Timol, un profesor comunista, cayó desde un décimo piso del cuartel general de la policía de Johannesburgo, conocido por los violentos interrogatorios que se llevaban a cabo, según la policía. 

Su familia nunca creyó la versión policial de un suicidio y en 2017 obtuvo el derecho a que se reabriera el caso, una "primicia", subrayó el jueves el juez Billy Mothle delante de la Alta Corte de Pretoria.

"Ahmed Timol no saltó sino que fue empujado del despacho 1026 o del techo" de la comisaría, declaró el jueves el magistrado.

"No se suicidó", recalcó el juez, Billy Mothle, en una sala de audiencias llena a rebosar. "Los miembros de la rama de seguridad de la policía [...] mataron a Timol". 

El juez recomendó a la fiscalía que se procese a un policía, Joao Rodrigues, el último que vio con vida a Timol. 

Los otros policías implicados en su interrogatorio ya están muertos.

En su comparecencia ante el tribunal, hace varias semanas, Joao Rodrigues mantuvo su versión de los hechos: Ahmed Timol saltó de la ventana del despacho 1026.

El expolicía, septuagenario en la actualidad, "participó en la ocultación de la verdad y debería ser procesado por ello", zanjó el juez. 

Su decisión fue recibida con los aplausos del público. "Es un juicio histórico", reaccinó el hermano de Ahmed Timol, Mohamed Timol. "Hemos obtenido la justicia que esperábamos desde hacía 46 años", agregó.

La reapertura de esta investigación volvió a sumir a Sudáfrica en la brutalidad del régimen del apartheid, que terminó oficialmente en 1994.

Ante la Alta Corte de Pretoria pasaron médicos forenses, testigos, militantes antiapartheid y un expolicía, que describieron las torturas infligidas por el régimen segregacionista. 

Entre 1963 y 1990, en el periodo más sombrío del apartheid, 73 personas murieron estando detenidas y nunca se declaró responsable, hasta la fecha, a ningún policía. 

AdChoices