insólito Hace 11 horas

Regalos de montañismo para alcanzar la cumbre del Brexit

AFP

Bruselas (AFP) -

Libro de montañismo y un bastón de senderista. Los negociadores de la salida de Reino Unido de la Unión Europea están listos para escalar la montaña del Brexit, tras un intercambio de regalos este lunes en la primera jornada de negociación.

El negociador europeo, Michel Barnier, y su par británico, David Davis, se conocen muy bien, de los días en que ambos eran ministros europeos. Desde este lunes tienen la responsabilidad de lograr un acuerdo de divorcio, antes de la marcha de los británicos, en principio en marzo de 2019.

"David Davis y Michel Barnier, tras intercambiar regalos de montañismo, durante el primer día de constructivas negociaciones con la UE", indicó el Ministerio británico para el Brexit en un tuit, acompañando una foto de ambos posando con los presentes.

El francés Barnier, de 66 años, no esconde su pasión por el senderismo, una "pasión común" con la primera ministra británica, había explicado él mismo a principios de mayo al evocar una cena compartida días antes entre el equipo europeo y Theresa May en Londres.

"¿Qué aprendemos como regla cuando nos gusta caminar por la montaña?", se preguntó entonces el hombre encargado de negociar la primera marcha de un país del bloque en nombre de los 27.

"Aprendemos a poner un pie delante del otro, porque el camino puede ser escarpado. Aprendemos a tener cuidado con los accidentes del terreno, con las rocas que pueden caer. Aprendemos a aguantar la respiración porque el camino es largo. Y siempre hay que mirar la cumbre, es decir, para mí, para ella, el resultado", agregó.

Y en su último tuit antes del inicio de la negociación, publicó imágenes de montaña de la Saboya francesa, donde buscó el pasado "fin de semana" la "fuerza y la energía que exigen las grandes caminatas".

Ante esta evidencia, Davis, de 68 años, no dudó en regalarle una primera edición del clásico del alpinismo "Regards vers l'Annapurna", firmado por el fotógrafo Marcel Ichac, según un responsable británico.

Aunque el negociador británico no pasó el fin de semana en la montaña, sino "trabajando en su circunscripción de Yorkshire", en el norte de Inglaterra, según un portavoz, Barnier regaló un bastón de senderismo a este exreservista del cuerpo de élite de las fuerzas aéreas británicas.

Dado el calor sofocante en Bruselas, los equipos negociadores se libraron de comer la 'raclette' de queso fundido típica de la región de origen de Barnier, degustando en cambio espárragos belgas, salmonetes con verduras y patatas, y un pastel de merengue como postre, indicaron funcionarios.

AdChoices